Marco Galvan Foto

La Capacitación del Personal. Por Marco Galvan 

 

Hola, de nuevo andamos por aquí y el día de hoy les quiero platicar acerca de la capacitación en las empresas, todo esto porque acabo de terminar la maestría (solo estoy en espera de la última calificación y de ahí pues hacer todos los tramites de titulación), así que empecemos.

 

No es por decir normalmente (pero  así es), las empresas ven con mucha cautela el capacitar a sus colaboradores, algunos consideran un gasto muchas veces innecesario, pero analistas y estudiosos concuerdan que está debe ser considerada una inversión tanto para la empresa como para el trabajador mismo.

 

Ustedes pensaran como será una inversión para la empresa si están gastando en cursos, diplomados o talleres; tan sencillo como que la capacitación está pensada para mejorar la productividad y eficiencia de la empresa, lo cual tiene también efectos sociales ya que los conocimientos, destrezas y aptitudes que adquieren las personas  no solo pueden usadas en el ámbito laboral, sino también para la vida misma.

 

Esto se traduce en una forma de protección para el trabajador, si se produce una vacante, esta puede ser cubierta internamente por promoción, ahora del lado del trabajador si este sale de la compañía, entre más entrenado y capacitado este, más fácilmente podrá encontrar un nuevo empleo.

 

Las promociones, traslados y actividades de capacitación son un importante factor de motivación y retención de personal, las personas perciben que en la empresa, tienen la posibilidad de desarrollar una carrera o adquirir más conocimientos que le permitan  tener un empleo estable.

 

Ahora ya una vez que se logra entender que la capacitación es una inversión, estamos en la posibilidad de tener más claros los beneficios de esta, dentro de los cuales podemos identificar los siguientes:

 

  • La capacitación permite evitar que los conocimientos del personal sean obsoletos, lo cual ocurre generalmente entre los empleados más antiguos si no han sido reentrenados.

 

  • También permite adaptarse a los rápidos cambios sociales, como la situación de las mujeres que trabajan, el aumento de la población con títulos universitarios, la mayor esperanza de vida, los continuos cambios de productos y servicios, el avance de la informática en todas las áreas, y las crecientes y diversas demandas del mercado. Disminuye la tasa de rotación de personal, y permite entrenar sustitutos que puedan ocupar nuevas funciones rápida y eficazmente.

 

 

Por ello, las inversiones en capacitación redundan en beneficios tanto para la persona entrenada como para la empresa que la entrena; y las empresas que mayores esfuerzos realizan en este sentido, son las que más se beneficiarán en los mercados hipercompetitivos que llegaron para quedarse.

 

Gracias y nos vemos en una próxima publicación..

 

Marco Galvan 

mgalvan@cricongresos.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *