¿Ser o no ser feliz???

 

 La vida no es un pasillo recto y fácil por el que viajamos libres y sin obstáculos, sino un laberinto de pasajes en el que debemos hallar nuestro camino, perdidos y confundidos, una y otra vez atrapados en un callejón sin salida.

 

Pero, si tenemos fe, Dios siempre nos abrirá una puerta que aunque tal vez no sea la que queríamos, al final será buena para nosotros.

 

Hace mucho leí el libro de QUIEN SE HA LLEVADO MI QUESO de Spencer, Johnson y me gustó mucho porque habla de muchas situaciones reales que vivimos a diario. Por ejemplo dice … Cada uno de nosotros tiene su propia idea de lo que es el queso, y va tras él porque cree que le hace feliz. Si lo consigue, casi siempre se encariña con él. Y si lo pierde o se lo quitan, la experiencia suele resultar traumática.

 

No voy a hablar del libro en sí, solo tome como referencia ese párrafo que me llamo la atención, porque cuantas veces no hemos hecho eso, el luchar, trabajar, esforzarnos por algo que creemos que nos hace felices y en realidad no lo es, por el simple hecho de conseguirlo a como dé lugar pero sin realmente quererlo o necesitarlo.

 

El vestido o el traje más bonito (según nosotros), los zapatos más de moda (aunque no puedas caminar con ellos), el auto más equipado (aunque tú solo sepas que lleva gasolina y ya), el trabajo más reconocido (aunque nadie te pele), la oficina más lujosa, etc. Yo creo que estamos tan invadidos de publicidad superficial, falsas expectativas y enfocadas a crear necesidades, reforzar carencias y crearnos sentimientos superfluos, que hacen que nos vayamos con la finta, como dicen!.

 

Pero tú sabes que necesitamos realmente para “ser felices” ¿? ….

Enfocándonos un poquito al día a día en el ámbito laboral, experimentamos y vivimos diversas situaciones y personalidades. Quizá una persona sea feliz si le pagan un súper sueldo (creo que la mayoría piensa así, jajaja).

 

Quizá otro sea por el hecho de trabajar en una empresa de prestigio (aunque se encargue del depto. de asuntos sin importancia), o quizá otro trabaje por hobby o porque no tiene nada mejor que hacer, pero todos tenemos algo en común.

 

Que pensamos que eso nos dará la felicidad y terminamos muchas veces sintiéndonos vacíos, felices por un lado y decepcionados por otro, cuando no entendemos que la felicidad somos nosotros y que no podemos darle ese poder o dejarle ese trabajo a los demás, a la gente que te rodea y que debemos de luchar, trabajar, esforzarnos por lo que en realidad nos hace sentir bien.

 

Entender y repetirte una y otra vez que la felicidad la tenemos dentro y que el día a día depende de nosotros, de cómo queremos resolverlo, de que queremos lograr, de que tanta energía positiva y empatía transmitamos a los demás para beneficio nuestro, de cómo quieres que se desarrolle tu día, que si te enojas, te deprimes o te frustras, solo el que termina afectado al final eres tú mismo.

 

Y creo que tenemos el poder de hacer que nuestro pequeño mundo cambie para beneficio o perjuicio de nosotros mismos … entonces queremos ser o no más felices??? …. Les comparto algo que repito todos los días, no sé si funcione, pero me hace sentir bien jajaja ….

 

“Ángeles de mi guarda por favor guíenme hacia ese escenario, donde disfruto más ser yo y al mismo tiempo las personas que están a mi alrededor son más beneficiadas” ….

 

Que tengan bonito fin de semana.

 

Monica Sanchez

msanchez@cricongresos.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *