14 de febrero. por Monica Sanchez

 

Buenas días a todos! y espero que hayan pasado un excelente 14 de febrero.

 

Es un gusto saludarlos de nuevo, en esta ocasión hablaremos de un día muy bonito, de una tradición muy hermosa y de una historia muy romántica y llena de amor…………… Once upon a time!! (o sea érase una vez ….)

 

Existe una historia sobre el Día de los Enamorados que dice que, en tiempos del emperador romano Claudio ll (268-270) estaba prohibido que los soldados del ejército imperial contrajeran matrimonio, se pensaba que los hombres libres de corazón, servirían mejor a Roma. Fue entonces que el sacerdote Valentín, desafiando la orden del césar, comenzó a unir en matrimonio, bendiciendo con el ritual cristiano, a los enamorados.

A través de estas acciones, la figura de Valentín emergió como “protector” de los enamorados.

 

Cuenta la tradición que, al poco tiempo, el secreto llegó a oídos del emperador, quien, furioso, lo mandó a encarcelar.

Asterius, su carcelero, era el padre de Julia, ciega de nacimiento.

Este oficial romano puso a prueba la fe cristiana de Valentín -recordemos que esta religión estuvo perseguida por las autoridades del imperio hasta el siglo IV-, y le pide un milagro para Julia a cambio de su libertad.

La leyenda cuenta que el milagro ocurrió: Julia tuvo ojos para ver la vida. Valentín se enamoró de ella y, antes de ser martirizado, le escribió una carta de despedida que terminaba diciendo “de tu Valentín”. El santo enamorado (según el relato) fue decapitado el 14 de febrero del año 270. En su memoria, Julia plantó un almendro de flores rosas que, desde entonces, es el símbolo del amor puro.

Aaawww!! Qué bonita historia no? Cuánto amorrss?? … y a continuación (Sonido de disco rayado) … y que distorsión de significado tan triste le damos en la actualidad a esta historia L ….

Nooo buenooo, han de decir, a esta mujer nada le gusta o esta amargada y puede que tengan algo de razón, perooo, mi punto de vista no esta tan fuera de contexto, porque lo digo???

 

… Porque el día en el que se supone debemos festejar el amor y la amistad (y demostrar nuestros sentimientos, cariños y palabras más profundas y auténticas) lo convertimos en el día más comercial y en el que gastamos hasta lo que no tenemos para comprar mil cosas  y demostrarle todo nuestro amor al novio, esposo o lo que sea que tengamos y de paso mandarle mensajes a todos nuestros amigos y decirles cuanto los queremos y lo especiales que son! …..

 

Si si, confieso yo también lo hago, yo también publico lo tan especiales que son mis amigos y los mucho que los quiero (y la verdad soy afortunada de contar con bastantes de ellos) pero Nota: los valoro siempre no nada más este día ok?.

 

Y también espero y deseo que el amor de mi vida me diga cuanto me quiere y que me envíe flores y me regale chocolates y me lleve a una cena romántica a la luz de las velas y bla bla bla …. Pero realmente eso queremos? O eso es lo que nos venden?

 

Porque la verdad yo me siento hasta mal de no tener el suficiente dinero para comprarle algo que demuestre todo mi cariño y mi amor o de no poder regalarle a todos mis amigos un detalle que les diga cuantos los quiero, y sin contar que el 14 de Febrero es cumpleaños de mi madre, imagínense la doble presión por la doble celebración y por demostrarle a mi madre cuanto la amo.

 

Pero todos nos volvemos locos, queremos comprar flores, chocolates, muñecos de peluche, globos y mientras más grande o más regalos sean, más significativo y demostrativo es nuestro amor o no?

 

… y que triste es tener ese chip de lo material porque perdemos el tiempo en buscar el regalo más costoso o más bonito o más grande, en lugar de ese tiempo emplearlo en decirle a tu pareja cuanto la quieres cuanto disfrutas estar a su lado o que te repitan todo el día cuanto te quieren o que te sorprendan en casa con unos ricos hot cakes en lugar de una cena en el más lujoso restaurante, o recibir a tu pareja con una botana y unas cervezas bien frías, tenlo por seguro que te iban a amar forever!! Jejejeje.

 

Bueno como he dicho siempre es muy mi punto de vista que yo creo que no está tan mal del todo, pero como dicen, para gustos se rompen géneros y lo principal es que no perdamos tiempo en cosas efímeras ni superfluas y empleemos el tiempo (que a veces es poco) en demostrar realmente lo que sentimos y pensamos, y nos comuniquemos no solo con nuestras parejas y amigos sino también con nuestras familias y no subestimar el poder de un “te quiero”, o un “te amo” que a mi pensar es más auténtico y más valioso que el regalo más caro que puedan darte.

 

Me despido por esta ocasión, cuídense mucho! Ámense más!

 

Monica Sanchez S.

msanchez@cricongresos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *