¿Por qué el 8 de Marzo, día Internacional de las Mujeres hablamos de una conmemoración y no de una celebración? Por Ines Aragón

 

Casualmente y por azares del destino me toco publicar mi artículo hoy, no crean que soy feminista al 100%, y espero con mi relato no incomodar a nadie y escribo, como siempre, desde mi humilde punto de vista.

 

Actualmente  se  habla  de  celebrar  cuando  la  realidad  es  que  surge  de  un  crimen,  el asesinato de  cientos  de  obreras de  una  fábrica  textil, quienes  exigían derechos  laborales mediante  una  huelga  pacifica  en Nueva York  1908.

 

Es hoy un  día  para reconocer  las  desigualdades  que  enfrentamos  las  mujeres,  en  esferas  económicas, políticas, sociales y culturales;

 

Es  una  fecha  para reconocer a las  mujeres  por  sus  aporte  a  la  vida  económica de los  países  y  que  aun  con  todos  estos  movimientos  seguimos  teniendo  mucha  discriminación, los mejores puestos y mejor remunerados en las empresas no deben ser solo para los hombres;

 

Y  que  decir de  nuestro  sistema  penal    tan  deficiente  y burocrático, que  cuando alguna   mujer  hace  denuncia  de  algún   abuso  o  maltrato  físico,  siempre  es  cuestionada y juzgada  si  como  iba  vestida, si porque  ella  se  lo  busco  y  casualmente  quien  más  crítica  y  juzgan  son  mujeres,  seamos  congruentes con lo  que  pensamos  y  sale  de nuestra  boca.

 

Si debemos exigir  respeto,  debemos  levantar  la  voz para  no callar lo que no queremos,  defender  nuestro  ideales,  hacer lo que realmente nos hace felices y no lo que la sociedad y tradiciones marquen.

 

También es cierto, que esas igualdades en algún tiempo se enfocaron erróneamente,  afectando a la sociedad,  ya que las mujeres dejaron los hogares y se dedicaron a trabajar y se descuidó la familia;  lo cual  llevo (o ha constituido en parte) a la descomposición social que tenemos actualmente.

 

Como dice un proverbio africano que leí en las redes sociales: 

 

Si educamos a un niño, educamos a una persona. Si educamos a una a una niña, educamos a una familia, y a toda una nación”.

 

Creo firmemente que  estamos en un momento en que las  mujeres, estamos ya más organizadas, aprendimos de los errores, hemos evolucionado al grado de ser  multifuncionales,  en donde hemos aprendido a combinar trabajo, familia y pareja.

 

Seguimos  en esa  lucha  de  igualdad  de  género, no  me  resta  más  que decir: mujeres  a cuidar  a  nuestros  hijos,  que  son  el  futuro de  este  país. 

 

No los enseñemos a mentir, a robar, apliquemos correctivos a tiempo, expliquemos claramente que dinero fácil, fácil se va.

 

No se  olviden  que  cada  una  de nosotras  somos  muy  valiosas  así  como  los  hombres, también lo son.

 

Que tengan un excelente día.

 

Inés Aragón

Gerente Comercial Grupo CRI

iaragon@cricongresos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *