Piramide de Barro en Jamapa. Por Leysie Carmona

 

Veracruz fue el hogar de grandes culturas como la Totonaca y Olmeca, sin embargo, también existieron otras mucho más pequeñas. Una de ellas, y de la cual se tiene poca información, es la de “Remojadas”.

 

La cual toma su nombre del rancho donde fue hallado el primer asentamiento.

 

El arqueólogo Alfonso Medellín Zenil, ubicó a esta cultura entre el año 100 y 800 d. C. aunque hay varias hipótesis al respecto ya que otros estudios la han ubicado a partir del año 400 a. c.

 

La cultura de Remojadas se desarrolló en las cuencas de los ríos Papaloapan y Blanco, así como en la cuenca baja de los ríos Cotaxtla y Jamapa, abarcando quince municipios.

 

Se cree que su lengua era el totonaco pero dado que desaparecieron mucho antes de la llegada de los españoles, y a que no se han encontrado datos sobre ello, no es algo definitivo.

 

Un rasgo distintivo de Remojadas son sus trabajos en cerámica, destacando las llamadas “caritas sonrientes”, las cuales se han atribuido a la cultura totonaca.

 

Hechas de barro cocido, de ojos rasgados y dentadura visible, estas figuras modelan un rostro humano sonriendo; la mayoría ha perdido las extremidades, pero existen figuras de cuerpo completo.

 

Recuerdo que hace unos años, cuando era adolescente, en una comunidad llamada Las Puertas, perteneciente al municipio de Jamapa, fue descubierta una “pirámide” de barro. Casi había sido destruida, y usada como relleno, cuando se percataron de que se trataba de un asentamiento arqueológico.

 

La pirámide era una tumba, con varias cámaras funerarias y se cree que tiene una antigüedad de más de dos mil años.

 

En ella encontraron varias piezas de cerámica, así como restos humanos infantiles, los cuales se presume fueron enterrados como sacrificio.

 

También fue hallada una figura a la que llamaron “diosa degollada”, una diosa nariguda decapitada que, puesto que no se encontró su cabeza, se cree fue sepultada a propósito sin esta.

 

Mucho antes del hallazgo de la pirámide de barro, en el municipio de Jamapa ya se habían encontrado innumerables piezas de esta cultura; motivo por el que se le ha dado especial atención desde hace más de veinticinco años, con la creación de un museo comunitario.

 

El museo empezó como el sueño de Alejandro Castillo, un respetable maestro de primaria quien, en su deseo de preservar la cultura, propuso a los padres de familia la creación de este.

 

Fue así como el salón de sexto grado se convirtió en el primer museo de la cultura de Remojadas.

 

Sin embargo, fueron tantas las piezas con las que el alumnado y la comunidad contribuyeron que fue necesario un lugar más grande. Con el tiempo comenzaron la construcción de un inmueble que actualmente alberga en sus seis salas una amplia colección.

 

Si desean conocer más sobre Remojadas, no duden en visitar el Museo Comunitario de Jamapa. Se encuentra a cuarenta minutos en coche (desde el puerto de Veracruz), en la cabecera municipal del municipio y a unos pasos del ayuntamiento.

 

Que tengan un excelente fin de semana largo y gracias por leernos.

 

Leysie Carmona 

Gerente de CRI Tours 

lcarmona@critours.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *