Puente a la Veracruzana. Por Leysie Carmona

 

En vista de que este fin de semana “habemus puente”, y porque hay muchos que por injusticias de la vida no podemos disfrutarlo como quisiéramos (con coco en mano en alguna playa del caribe), les comparto algunas actividades que podemos realizar aquí mismo.

 

En primera, quiero hablarles sobre el Museo Histórico Naval, fundado en junio de 1997.

 

He de confesarles que, a pesar de gustarme la historia, no soy muy amante de los museos (eso de andar de puntillas y no tocar como que no es lo mío), sin embargo, el Museo Naval es la excepción.

 

La primera vez que fui no llevaba muchas expectativas, a decir verdad, solo esperaba ver rifles, timones, y “n” cantidad de objetos relacionados a las actividades navales, no obstante, a pesar de que sí hay todo eso, es muy dinámico.

 

Por ejemplo, ¿qué les parecería “estacionar” un barco? Bueno, con el simulador que se encuentra en una de las salas es posible.

 

Puedes sentirte el capitán y meter el barco al muelle en medio de una tormenta, con sirena y toda la cosa (yo choqué en todos mis intentos, pero bueno, de noche, con lluvia y viento… comprensible, ¿no creen?).

 

Además del simulador, tiene una sala con una réplica del fondo marino, con corales y todo.

 

Por cierto, ¿alguna vez han visto un holograma en “vivo”? Si la respuesta es no, déjenme decirles que en el museo naval podrán ver decenas de mini marinos en plena actividad sobre una embarcación. Esta fue una de mis partes favoritas.

 

Quisiera seguir contándoles, pero no quiero quitarles la emoción de descubrir lo que albergan las 28 salas del Museo Histórico Naval.

 

Orizaba, Pueblo Mágico

El segundo sitio sobre el que quiero hablarles es el pueblo mágico de Orizaba.

 

Este se encuentra muy cerca del puerto de Veracruz (2 horas aproximadamente), y es ideal para pasear en familia.

Su principal atractivo es el teleférico, el cual tiene su estación cerca del río y conduce a la cima del “Cerro del Borrego”.

 

El recorrido en el teleférico es corto, pero no por ello menos emocionante.

 

Si tienes vértigo a las alturas, recomiendo que permanezcas con los ojos cerrados pues, gracias a sus paredes acristaladas, durante el ascenso tenemos una visión periférica del paisaje, y sí, también del suelo.

 

Pero tranquilos, basta con no moverse mucho, y pensar cosas bonitas.

 

Ya en el “Cerro del Borrego” podemos aprovechar los senderos para llegar hasta los miradores desde donde se puede observar la ciudad y sus alrededores, incluido el Citlaltépetl o Pico de Orizaba.

 

Si está despejado podrán tomar hermosas fotografías.

 

Al descenso del cerro (si no aguantan otra subida al teleférico, pueden hacer uso de los 500 escalones y bajar caminando), pueden dar una caminata por el paseo del río y observar algunos de los animales del zoológico ubicado a las orillas de este.

 

Si esto no es de su interés, todavía nos queda el Palacio de Hierro (no, no es la tienda departamental) construido en el siglo XIX por Gustave Eiffel (sí, el mismo de la torre Eiffel).

 

El palacio fue, durante muchos años, la sede del gobierno municipal de Orizaba, pero ahora alberga un museo sobre la historia del municipio, así como el Museo de la Cerveza, el cual guarda la historia de una de las cerveceras más antiguas de México, la cual fue fundada a finales del siglo XIX en este pueblo mágico.

 

Hay muchos más lugares para visitar, tanto en el puerto de Veracruz, como en sus alrededores, pero por el momento nos quedamos con estos dos.

 

Nos leemos en la próxima entrada y espero que disfruten este Puente a la Veracruzana

 

Leysie Carmona

Gerente de CRI Tours

Sus comentarios siempre bienvenidos a:

lcarmona@critours.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *