resiliencia Leysie Carmona

Últimamente he escuchado mucho el término “Resiliencia”.

Para los que como yo no sepan qué es, les comento que se define como: “Capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas”.

Es decir que, si podemos adaptarnos en situaciones desfavorables y superarlas, somos resilientes.

¿Y una empresa u organización cómo puede ser resiliente?

Empecemos por la definición de Resiliencia Organizacional:

“La capacidad de una organización para anticiparse, prepararse, responder y adaptarse a los cambios cada vez mayores y a las interrupciones repentinas con el fin de sobrevivir y prosperar.” [BSI Group].

Una organización resiliente sobrevive a las adversidades del mercado adaptándose a los cambios. Y prospera.

Sin embargo, no se trata solo de reaccionar a los cambios sino de anticiparse a estos.

La organización resiliente debe conocer lo que sucede en su entorno, lo que se espera a futuro, y prepararse para afrontar la ola de cambios que trae la modernidad (por decir un ejemplo).

Entonces, ya sabemos que una organización debe saber adaptarse a los cambios, pero, ¿cómo llegar a ser resilientes?

resiliencia Leysie Carmona
Foto Tomada de Blog Adecco

Uno de los artículos que leí fue de la revista Forbes, y ahí menciona ocho maneras para serlo.

A continuación les enumero según lo que yo logré captar, y espero les sirvan:

  1. En momentos de crisis, jamás se debe tildar un problema como imposible de resolver.
  2. Aceptar que las circunstancias no se pueden cambiar, pero sí establecer objetivos y maneras de realistas para solucionarlas. Poner en práctica el camino de acción trazado.
  3. Investigar si otras organizaciones han pasado por alguna situación parecida y aprender de lo que hicieron para salir de ella. Siempre manteniendo una visión positiva y constructiva.
  4. Mantener una buena relación con todo aquél que tiene interés en la empresa (empleados, proveedores, clientes, sociedad, gobierno, etc.), y que pueda fortalecer la organización cuando exista la necesidad de reaccionar o adaptarse a un cambio imprevisto.
  5. Estar en constante comunicación con los empleados, proveedores, clientes, etc., para obtener retroalimentación oportuna y tener la puerta abierta a la innovación y soluciones en tiempos de crisis.
  6. Tener los mecanismos internos que permitan visualizar el fracaso como una posibilidad y el coraje para hacer del trabajo, la estrategia, la confianza y la innovación, para evitar el colapso ante cualquier eventualidad.
  7. Documentar las medidas y acciones tomadas en momentos de crisis, así como su resultado. Esto con el fin de evitar que la historia se repita una y otra vez. A esto se le llama “Memoria Corporativa”.
  8. Tener presente en todos los niveles de la organización, que lo único constante en la vida es el cambio, y que es un elemento indispensable para el éxito de toda organización.

“Una organización resiliente se sabe arquitecta de su destino y éxito, sabe que debe alimentar una mentalidad de desarrollo y crecimiento (considerando en ello, fomentar una cultura de adaptación necesaria en las situaciones más impredecibles).” [Mariana Gómez Tagle Silva].

Espero que esto nos ayude a todos a entender un poco mas el concepto de resiliencia.

Leysie J. Carmona Oropeza

Gerente

www.critours.com

lcarmona@critours.com

Twitter  | Facebook  | Instagram 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *